Brico. Portafusibles y otras cosas.

A la hora de ordenar las herramientas de la moto es necesario tratar de minimizar espacio y maximizar las utilidades. Hay que tratar de llevar lo justo y solo aquello que se sepa utilizar. Además, hay que tratar de llevarlo todo clasificado, visible y accesible.
Se podrá alegar que hay cosas baratas que pueden realizar estos cometidos  sin ser necesario complicarse o perder el tiempo en su realización.  Esto es para quien le guste reciclar, dar un segundo uso a las cosas antes de tirarlas y, sobre todo, para quien le guste dedicar un rato entretenido haciéndolo.

 Dejo unas pequeñas ideas que permiten conseguirlo de forma fácil y barata.




Portafusibles.

Sencillo, barato, robusto y de material reciclado. (La idea no es mía, fue vista en Internet).
Se cortan dos tapones de botellas de plástico. El corte se hace al ras, justo donde empieza el cuello. Se lijan un poco y se unen con pegamento rápido. Ya está.  Si entre ambos tapones se pone un pequeño separador de plástico se pueden llevar cosas distintas, pues se abre a rosca por ambos lados. Pueden usarse tapones de botellas pequeñas o grandes (garrafas, por ejemplo) obteniéndose así el tamaño deseado.





Cámara de bicicleta.

Si siempre hemos dicho que la cinta americana es imprescindible entre nuestras herramientas de la moto; también hay que considerar imprescindible la goma de una cámara de rueda de bici para ordenar las herramientas. Su utilidad es grande: como bridas, para mantener cerrada una caja, para impermeabilizar un pequeño contenedor, etc.







Contenedores de herramientas.

Deben ser capaces de transportar todo o casi todo con el menor espacio y peso posible. El ingenio de cada uno será lo que le permitirá ordenar las herramientas de la moto  de forma eficiente.