Trail entre encinas







He llamado así a esta ruta porque ha discurrido por el corazón de la dehesa extremeña, por la comarca de Dehesas de Jerez. Fue un recorrido circular con inicio y fin en Zafra y, más concretamente, finalizada en pleno corazón segedano, en la histórica Plaza Chica, alrededor de un café, comentando la jornada vivida y haciendo proyectos para ocasiones venideras.  Fueron alrededor de 200 km., de los cuales, aproximadamente 35 ó 40 discurrieron por caminos públicos estando el grupo formado por siete motoristas, entre los que se encontraban dos que compartían ruta  por primera vez. Todos con motos trail; cinco motos medianas y dos maxitrail (800 GS y Triumph 800). El recorrido, en su parte de tierra, admite cualquier trail, incluso las más grandes.

La ruta puede verse y descargarse en los enlaces que hay a la derecha; se llama "Trail entre encinas" y también está puesta al final de la crónica.Ahí también puede verse un resumen en vídeo.

Empezando por el principio; el grupo al completo durante un descanso al lado del río Ardila, cerca de Jerez de los Caballeros.


Y continuando el camino lógico en una crónica sobre rutas en moto, después de los motoristas hay que enseñar las motos (aunque tanto en las siguientes fotos como en el vídeo se verán sobradamente).



El primer tramo de la jornada fue una pista de 10 km que discurre entre el pequeño municipio de Alconera y Burguillos del Cerro. En  Burguillos destaca su antiguo castillo templario, el cual pudimos contemplar al final de la ruta, pues ésta nos llevaría por el mismo pueblo en el tramo final. Pudimos comprobar que, en fines de semana, ésta es una pista muy concurrida por ciclistas.






La pista no ofrece ninguna dificultad técnica y, como en el resto del trazado, destaca su belleza paisajística.

 

A continuación seguimos un tramo de enlace hasta la siguiente pista a través de una carretera que nos haría pasar por Brovales (un moderno poblado de colonización) y por la monumental y templaria Jerez de los Caballeros, población que da nombre a la comarca recorrida. A partir de aquí circulamos por la que se considera la dehesa de mayor continuidad de la península ibérica; formada por extensísimos asentamientos de encinas y alcornoques, siendo, además, una zona de especial protección de aves.

La siguiente foto, aunque pertenece a otra ruta hecha por mí en solitario por la misma zona, creo que permite una pequeña, pero significativa visión de la dehesa en esta zona:

Dehesas de Jerez
Rebasado Jerez nos encaminamos a Zahínos a través de una pista. Zahínos también fue un enclave templario en el pasado y ahora se destaca por su producción de carbón y por la cría de cerdos, los cuales pueden verse fácilmente al borde del camino.

Pista a Zahínos.




Rebasado éste pueblo damos a principio al tramo más largo  de la jornada y que nos llevaría hasta las inmediaciones de la localidad de Valencia del Mombuey, ciudad "rayana" (fronteriza) que destaca por el culto al gurumelo, una exquisita seta abundante en su entorno y donde puede degustarse con arroz o en una extraordinaria tortilla; además, es el único sitio donde he podido probar un aperitivo a base de bellotas asadas (eso sí, de una forma especial que me reservo), realmente sabroso para tomar  calentitas en estos días fríos.


Como digo, esta sería la parte principal del recorrido por su gran belleza natural. En otras ocasiones la he recorrido, tanto en moto como en coche, de forma pausada, con muchas paradas. A continuación dejo algunas fotos del grupo evolucionando por la zona: 










En este recorrido tuvimos un pequeño susto cuando al ir a adelantar, o bien yo no avisé a tiempo o bien el compañero no se percató. Pero no fue nada más que un pequeño susto; aunque el segundo que estuvimos casi a la par se me hizo eterno. En el vídeo puede verse el momento:


Otras tomas del grupo "traileando":










 Nos hemos quedado en las inmediaciones de Valencia del Mombuey. Ahora vamos hacia Oliva de la Frontera que también tuvo su pasado templario y tras rebasarla por carreteras estrechas y sinuosas que, en algún tramo pierden el asfalto, vamos hacia Higuera la Real y Fregenal de la Sierra (otras dos auténticas cunas de los productos ibéricos).





Llegados  a este punto es casi la hora de comer, pero estamos haciendo la ruta según lo previsto y nos acercamos a un merendero cerca de Fregenal de la Sierra, concretamente uno situado junto al Santuario de la Virgen de los Remedios y ubicado en un entorno de también singular belleza.



La soleada mañana que nos había acompañado hasta ahora se tornó en gris y ventosa, amenazándonos con una inminente lluvia que nos alcanzaría poco después, aunque calificada como de chubasco débil. Así emprendimos el último tramo de pista; corto, pero con la pequeña dificultad añadida de algo de  barro y algunos charcos.



Sin más paradas afrontamos el último tramo de la ruta, esta vez por una reviradísima carretera de excelente asfalto que nos conduciría, de nuevo, a Zafra para dar por concluido el día tomando café en su Plaza Chica.





 Un vídeo resumen:

No hay comentarios:

Publicar un comentario