Ruta de los dólmenes

El sábado 16 de noviembre fué el día elegido para hacer esta ruta. Después de varias "exploratorias" para comprobar el recorrido y el estado de las pistas y tras las  pertinentes convocatorias a través de dos foros, se organizó un grupo final de ocho motos. Realmente eramos siete, pero en el punto de reunión nos llevamos la grata  sorpresa de ver que se presentaba otro trailero al que no esperábamos.Se trata de "ismaelo", un sevillano con el que coincidí en una ruta organizada con gente de Sevilla y al que quiero agradecerle el esfuerzo de venir desde tan lejos (solo ida y vuelta le supusieron 600 km., más los de la propia ruta).




Tenía yo la preocupación por la climatología, pues el día antes se anunciaba frio, nubes y alguna lluvia por la zona; pero, si bien empezamos con frio, poco a poco, mientras sorteábamos los primeros lances del recorrido entramos en calor, a lo que si le añadimos un precioso cielo de color azul intenso tenemos el resultado de haber sido un día perfecto para montar en moto.

Punto de reunión y desayuno, antes de inciar la ruta.
El grupo, durante unas de las paradas.

Por esto se llamó "ruta de los dólmenes". La perrita de la foto debe estar acostumbrada a posar con los visitantes.
Las motos que participaron fueron siete BMW GS (entre 650, 800 y 1200) y una preciosa Yamaha Super Tenerè 1200. Para alguno, esta ruta fué un "bautizo de tierra", al ser la primera vez que transitaba fuera del asfalto.
Una vista significativa del paisaje durante la segunda mitad del recorrido.

El nivel de pilotaje fué homogéneo y apto para el nivel de dificultad del recorrido, que era, o pretendí que fuera, bajo. Las pistas estaban muy secas y esa ha sido la mayor dificultad, aunque en algunos tramos sí las encontramos húmedas, perfectas para circular. No ha habido sorpresas ni obstáculos imprevistos; ni siquiera los mastines que salieron a recibirme durante las exploratorias han sido problema: estaban donde tenían que estar pero quizás se lo pensaron con tanto ruido y nos dejaron en paz.

Una Yamaha Super Tenerè entre las BMW.
Como era de esperar por el tipo de terreno de la zona, no hubo barro y sí algunos charcos que se solvetaron con algún susto, pero sin problemas. No ha habido ni caídas ni averías. También hubo algún susto en alguna de las pendientes debido a que encontramos algunas "subidas rotas" y con mucha tierra suelta.

Este lugar está a los pies de las ruinas del Castillo de Mayorga.
Tras salir del lugar de la foto anterior, la pista es así.
En la primera parte del recorrido transitamos por bosque cerrado.
 Tampoco ha habido problemas de navegación aunque tuve un par de despites, pero nada serio. Aquí tengo que recordar que yo encabezaba el grupo  y que navegaba de memoria, sin ayuda electrónica alguna, basándome en los recuerdos de los recorridos previos. Aunque, también hay que decirlo, Chema "el navegante" sí llevaba su apoyo digital y fué el que me corrigió en ese par de despistes o me confirmaba el buen camino en algún cruce.

Por la cresta de Sierra Fría en dirección a Jola.


Lo único que ha salido regular ha sido la comida, pues el restaurante que elegimos tardó mucho en servirla y nos rompió completamente el ritmo, lo que hizo que desistieramos de hacer el último tramo para evitar que los que habían venido de más lejos se les hiciera demasiado tarde. Pero, también hay que decirlo, en el Restaurante La Terraza de la Aceña de la Borrega comimos excelentemente, gustando mucho su caldereta y el queso fresco de cabra.
Una parada para fotos.

Segunda parte del recorrido, en zona de canchales.

Entre los asistentes, parece que ha gustado el contraste paisajístico formado por los "canchales" (grandes rocas) y el bosque que hemos podido ver y también han gustado los dólmenes. Creo que alguno nunca los había visto tan de cerca y aunque no son construciones especialmente bonitas impresiona estar en tan antiquísimas construcciones. También quiero llamar la atención sobre el tipo de paisaje que veíamos, que, desde luego, no es el "típico paisaje extremeño" que muchos se imaginan, desconocedores de la riqueza paisajística de nuestra región. Así que sirvan estas líneas también para dar a conocer un esbozo del mismo y animar a visitantes a que pongan rumbo por estas zonas y después lo cuenten.

El entorno de los dólmenes Cajirón I y II.
Frente al dólmen El Mellizo.

Esta es una buena foto resúmen: moto, tierra y parajes preciosos. Esto es el "trail".
Este soy yo (emege y/o Extremadura en moto).
Un poquito de dehesa también hubo.
En una entrada anterior del blog puse la localización de la zona y un mapa con el recorrido. Además, en la zona de "Descargas de rutas" se puede acceder y descargarla. También hay alguna información más de esa parte de la provincia de Cáceres. La entrada a que me refiero es la siguiente:


Gracias por leer y si te ha gustado, compártelo con tus amigos.

Saludos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario