La Raya de San Mamede

Esta ha sido una ruta que ya ha sido objeto de otra crónica; así que no quiero repetir mucho. Solo decir, para quien no lo conozca que se trata de un pequeño Parque Natural portugués que está en "La Raya", es decir, en la frontera entre la provincia de Badajoz, al norte de ella, y Portugal.




Además del valor paisajístico, en su seno hay algunas poblaciones que merecen una visita; destacando entre ellas Marvao y Castelo Vide, estando la primera calificada como "aldeia històrica". Además, toda la sierra está poblada de pequeñas aldeas "con encanto", destacando la pequeña Esperança.

La entrada natural a la sierra desde España puede ser por la nacional 521, inmediatamente de pasar la población cacereña de Valencia de Alcántara; ciudad que por sí misma merece una visita relajada por estar cargada de historia y, además, por tener  la taberna donde mejor se sirve la "mondonga" (morcilla típica de esta región) y "la carrillera". Se trata de La Paloma, un establecimiento que puede llamarse taberna, como las que hemos conocido todos los que ya tenemos cierta edad y está haciendo esquina con la citada N-521.
Por esta puerta se llega a la localidad portuguesa de Portagem, que es la base desde donde se accede a Marvao. Portagem tiene una bonita piscina natural sobre el rio Sever, que más hacia abajo marca la frontera hispano lusa; también tiene un par de tiendas de artesanía y de venta de castañas. En cierta ocasión, yendo yo en dirección Marvao y atravesando Portagem a la hora de comer, no tuve más remedio que parar porque el olor a asados en brasas naturales inundaba todo el pueblo.

Además de la citada entrada, también puede hacerse por varios lugares poco conocidos, tratándose de pequeñas pedanías o "diseminados" al pie de la raya. Así, se opta por El Marco, se cruza el "puente internacional más pequeño del mundo", como yo lo llamo (puede verse en otra entrada del blog); también se puede hacer por La Tojera o por La Rabaza. Por cualquiera de estos sitios, se entra directamente al corazón de la sierra.

En El Marco está "Casa Matias", una tienda anclada en el tiempo y que, hace años, era punto de reunión del contrabando. Lamentablemente,  comprobé hace unos días que del interior de la tienda ha desaparecido la taberna, una pequeña barra de mármol y madera con olor a vino, en el interior más oscuro de la tienda: También pude ver, con espanto, que el lugar, tanto el puente como la tienda, estaba lleno de turistas llegados en dos autobuses... ¡qué pena¡, pensé de inmediato, pero, bueno, tanto Matias como otras personas del lugar lo agradecerán, pensé después. A través de esta entrada se llega en pocos kilómetros a Esperança, donde pueden verse unas interesantes pinturas rupestres que, en esta ocasión no visité.

Casa Matías. foto de otra ruta.
Puente internacional má pequeño del mundo.

Si se elige La Tojera para entrar, debe hacerse una parada para tomar café o comer en un restaurante que hay en el lugar, y que se llama Restaurante La Tojera (dispone de web con ese nombre). A este lugar llegué una mañana demasiado temprano y no estando abierto al público, sin embargo me invitaron a desayunar su propio desayuno y tuvimos una corta charla sobre motos y me dieron algunas indicaciones para proseguir la ruta. Así qué decir del sitio,...

Restaurante La Tojera. Foto de su página web.
 La siguiente entrada a Sao Mamede, en sus propias faldas, está en La Rabaza, pedanía de La Codosera. Es un pequeño conjunto de casas donde destaca el restaaurante brasería "Portugal", lugar idóneo para comer cocina local realizada con sus propios productos. Cierta mañana paramos ahí un grupo que recorríamos la zona en moto y decidimos desayunar y lo hicimos a base de huevos fritos con patatas, chorizo y demás cosas "prohibidas". A escasos metros hay otra taberna, pequeñina, y en la que aún no he entrado pero que tiene en la puerta esas cortinas metálicas de anillas que se veían hace mucho tiempo. En este lugar oiremos hablar, indistintamente, portugués, español y "portuñol" y me sucedió también que habiendo parado para desayunar, llegó una furgoneta que al abrir sus puertas resultó ser una tienda ambulante de ultramarinos, donde adquirí un uno de esos quesos portugueses pequeñitos y fuertes y algo de unos ricos dulces cuyo nombre lamento no recordar.

Desayuno en La Rabaza. foto de otra ruta.

 La parte norte de la Sierra de San Mamede casi llega a tocarse con el sur  del Parque del Tajo ( o Tejo) Internacional y, justo en medio, está la población de Cedillo. Pues bien, desde Cedillo se accede a la presa o embalse de Cedillo, sobre el Tajo; y a través del muro de ésta presa también se puede entrar en Portugal, pero, eso sí, solamente los sábados y domingos. En esta zona norte de la sierra, en cualquiera de las dos partes, hay que pedir caza para comer.

Ya en el corazón del Parque, quizás el mejor recorrido sea entrando por La Rabaza y continuando hacia el norte por la carretera portuguesa M1044, enlazando después con la N521, que nos llevará hasta Portagem y Marvao, pudiendo continuar después por la M1032 hacía Castelo Vide. Son carreteras de montaña baja, estrechas y, a veces, muy sinuosas; con un asfalto aceptable. A través de ellas atravesaremos esas pequeñas aldeas antes mencionadas, siendo conveniente parar en Olhos de Agua, donde está el equivalente a un centro de interpretación del Parque y donde se pueden visitar las ruinas romanas de Ammaia.

Estas son unas imágenes que resumen la ruta de hoy:





Mi ruta calculada de hoy me llevaba aproximadamente a este lugar para luego regresar al sur por otra vertiente de la sierra, pero, teniendo tiempo disponible, me dediqué a recorrer pequeñas carreteras ya fuera de la ruta, haciendo vueltas y revueltas por la montaña, volviendo loco al navegador y causando extrañeza a las gentes de algunos sitios por los que pasé; teniendo que destacar, una vez más, la amabilidad de las personas a las que acudí con cierta frecuencia para volver a sitios conocidos; destacando entre ellas, un señor  muy mayor que conducía una pequeña moto muy antigua, el cual, estando yo al borde de una carretera mirando el mapa, creo que un sitio llamado Montinho, se me acercó y aunque en principio no me dijo nada advertí que quería que le preguntara; por supuesto que tras saludarlo le pregunté como llegar a mi siguiente punto. De momento no le entendía absolutamente nada, pues aunque no sé portugués, normalmente lo entiendo; pero a este señor no le entendía nada y él se dió cuenta, así que con cierto esfuerzo para las dos partes y con cierta profusión de gestos, logré darme por enterado y, para su mejor convencimiento, se lo repetí a mi manera, respondiéndome con una sonrisa que me indicó que él quedó satisfecho y yo iría en la dirección adecuada.


Como ya es constumbre, en mis rutas se come en sitios así; es decir, donde se puede.

Cualquier motorista que se precia, se fotografirá en cualquier lugar donde su imagen crea que le queda bien.


Pues esta ha sido la ruta de hoy. Si te ha gustado puedes dejar algún comentario o puedes compartir la crónica con tus amigos a través de los botones que hay más abajo.

En los enlaces de "descargar rutas" que hay a la derecha, podrás ver el esquema inicial del recorido.

Saludos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario