Carretera en el llano

Para mí, disfrutar de la moto no siempre significa hacer una larga y planificada ruta; es más, a veces la moto es solo el instrumento, no el motivo principal de una salida. Al verme pasar, posiblemente alguien piense "ahí va otro motero....". Se equivocará porque no soy motero en el sentido en que casi todo el mundo entiende el concepto; soy motorista cuando me desplazo conduciendo mi moto y, a veces, como ha sucedido en esta ocasión, el destino y la finalidad son muy concretas, aunque muy simples: salí para ver (una vez más) una pequeña carretera y su entorno.





Nuestra Extremadura no es una región de grandes contrastes orográficos, pero algunos tiene. Dentro y fuera de ella, solemos identificarla visualmente por sus encinas, sus bellotas, sus cerdos,... es decir, por la dehesa, el mayor espectáculo visual que, a mi criterio, nos ofrece esta tierra. Otros habrán oído hablar de la grandeza paisajista del norte de Cacéres o de sus valles. A mi también me gusta otro paisaje, un paisaje que no suele ser identificativo para quien no conoce Extremadura; me estoy refiriendo a Los Llanos y en concreto a Los Llanos de Cáceres y, dentro de ellos, a Los Llanos de Brozas,  los cuales pueden ser recorridos, en parte, a través de una carretera llamada en los mapas  CC-62 y que discurre entre Aliseda y Brozas durante unos 20 km.

Pues bien, ese fué el destino en esta ocasión. ¿Qué tiene de especial una carretera estrecha, bacheada, mal asfaltada y sin una curva? Sin duda, su entorno: los llanos. Llanos esteparios, son también llamados.

La ubicación de la carretera está en este plano y se puede descargar en "descargas de rutas".



Si se circula por ella desde Aliseda, al principio se atraviesa una pequeña loma y se llega al puente sobre el rio Salor, verdadero inicio del llano. A partir de aquí se transita por una inmensa recta con múltiples rasantes. Creo que la siguiente foto dá una idea de cómo es:



Acostumbro a hacer este trayecto dos o tres veces al año; la primera ahora, en estas fechas, porque las recientes lluvias están esbozando de verde el llano; después, ya entrado el invierno o en plena primavera el verde lo inunda todo, salpicado por el colorido de esas margaritas tan variopintas que crecen entre la hierba. Suelo emplear una hora o más en recorrer esos 20 km porque la moto está parada más tiempo que en marcha; a veces me planteo organizar este recorrido en bicicleta.

Durante el trayecto me paro para ver a las grullas; otras veces, paro largo rato para ver y escuchar correr el agua de un riachuelo; miro al cielo y veo águilas, en ocasiones volando tan bajo que casi nos miramos a los ojos; las praderas verdes y amarillas se extienden hasta donde la vista alcanza; una bandada de buitres están comiendo muy cerca de la carretera y no advierten mi presencia; he visto a la liebre correr perseguida por los galgos de una partida de caza; las vacas y un enorme semental me miran unos segundos y luego me ignoran; oigo el canto de pájaros que no soy capaz de identificar; la raposa cruza velozmente la carretera a mi paso; al final del trayecto, deslizando la vista por el verde y amarillo y a través de las primeras rocas que aparecen, está la monumental Brozas.




En fin, estas son las cosas que hacen que para mí este sea uno de esos sitios con encanto; o, mejor, dicho, lo que hace que para mí este sea un sitio tan especial, son las cosas que acabo de describir y las sensaciones que me producen; pero éstas últimas no las narraré, me las reservo para mí.

Al haber hecho tantas veces este recorrido, las fotos quedan en segundo lugar y apenas hice. Dejo ahora algunas de ellas y aprovecho para recomendar a quien sea aficionado a la fotografía que haga este camino con trípodes, teles, ... merece la pena ir cargado, aunque se tenga que ir en automovil. Prueba de ello es buscar imágenes de este lugar en interné. Otra actividad especialmnte recomendada en la zona es la observación de aves ("birding"), pues estamos en una zona ZEPA y en la red hay numerosa información sobre posibilidades y rutas.




Esto ha sido todo esta vez; crónica corta para salida corta en km.

No hay comentarios:

Publicar un comentario