2ª Ruta por los Bienes de Interés Cultural de Extremadura.

La que cuento a continuación es la segunda de las rutas que yo he llamado "Rutas BIC" (Bienes de Interés Cultural) de Extremadura y que tiene como objetivo el recorrer todos o la mayor parte de los sitios así declarados. Como expliqué en la introducción de la primera ruta, estos lugares no siempre son "lugares bonitos", sino que su interés viene dado por el su valor histórico o cultural dentro de Extremadura.

 

Para lectores interesados diré que el catálogo del "Patrimonio Histórico y Cultural de Extremadura" está recogido en la Ley 2/99 de 29 de marzo y los Decretos que la desarrollan. En interné puede consultarse fácilmente y, además, al final del texto  dejo un mapa con la situación de casi todos ellos. Puede verse que en el mapa no figuran las "joyas de la región", es decir, Mérida, Cáceres, Trujillo,... porque sería imposible que su visita detenida esté dentro de una ruta ya que estos lugares, por sí solos, son ya una ruta dedicada en exclusiva. En el mapa, los iconos de color blanco son los lugares ya visitados.


La ruta de hoy ha recorrido el suroeste de la provincia de Badajoz y el recorrido íntegro puede verse y descargarse en este enlace de Wikiloc.



Las carreteras por las  que se circula no tienen ninguna dificultad, todo se hace por asfalto y siempre son aptas para cualquier moto. La única excepción, en esta ocasión, es la visita a los chozos de Llera, a los cuales se llega por una pista de tierra en excelente estado (casi como una carretera sin asfaltar) con un recorrido total de unos ocho kilómetros ida y vuelta. Lógicamente, este tramo puede suprimirse si no se puede o no se quiere circular por tierra, según la moto que se lleve. Como el recorrido también puede hacerse en coche, con cualquier turismo es posible llegar a los chozos sin problemas porque, además, se circulará por un camino público.



Murallas de Olivenza
Entrando ya en la descripción de lo visto hoy, decir que la primera parada fue en Olivenza. Aquí están clasificadas como BIC sus murallas abaluartadas del siglo XVII y todo su conjunto histórico artístico; donde destacan su Iglesia de La Magdalena y el pórtico manuelino del ayuntamiento, todo un símbolo de la ciudad. El paseo por su zona monumental no deja de recordarnos a los pueblos portugueses del Alentejo estando el gótico manuelino siempre presente; de hecho, sus calles están rotuladas en español y en portugués. Recuérdese el litigio histórico sobre la pertenencia de la ciudad a un país u otro, litigio que llega hasta nuestros días. Aunque no esté declarado BIC, merecería la pena que sí lo estuviese su tradicional dulce: la técula mécula (de origen portugués y que vendría a significar "para ti, para mí"). En resumen, visitar Olivenza obliga a pasear por su casco antiguo, ver las columnas torsas de la Iglesia de La Magadalena, fotografiarse en el arco manuelino del Ayuntamiento y comprar el dulce referido en la tradicional Pastelería Fuentes; sin olvidar la tradición taurina que impregna a toda la zona.

Portada Iglesia de La Magdalena, Olivenza

Portada  del ayuntamiento, Olivenza.




La próxima parada será Jerez de los Caballeros pasando por la cercana Alconchel, quien ya desde lejos, nos proporciona una bonita vista de su imponente castillo de Miraflores; seguimos por Higuera de Vargas y desde ahí se toma una preciosa carretera que nos guía entre dehesas de encinas y alcornoques, la BA-081. Si se mira su trazado en Google Maps aparece como un una carretera estrecha y en mal estado; pero no es así, su trazado sigue siendo estrecho pero su pavimento está en perfectas condiciones y, lo mejor, que transcurre por un bellísimo paraje. De hecho, en mitad de esta carretera hice una larga parada para ver y escuchar a toros y vacas bravas que estaban muy cercanas.



El día había amanecido soleado, pero al aproximarme a Jerez de los Caballeros una bonita niebla lo envolvía todo; por suerte no estaba sobre la carretera, sino que siempre se veía a lo lejos y me proporcionó una bonita estampa de las torres de Jerez envueltas en la nieblas. Lógicamente paré para fotografiarlas, pero hacer una buena foto en esas condiciones con una sencilla cámara compacta no es fácil. En Jerez pretendía ver solamente  la Villa Romana de El Pomar, pues es Jerez una población que merece por sí sola una visita dedicada enteramente a ella. Lamentablemente, comprobé en la Oficina de Turismo que estas visitas solo se hacen con citas previas, así que ahí queda pendiente. 




Plaza de Toros de Fregenal de la Sierra
Aunque no era objeto de visita en esta ruta, un paseo por el centro histórico de Jerez era ineludible y tras él puse rumbo a la cercana Fregenal de la Sierra a través de la conocida carretera N-635, en excelente estado y con un trazado que poco más adelante casi la convierte en un circuito los fines de semana. En Fregenal está clasificado como BIC todo su conjunto histórico, destacando su castillo Templario, en cuyo interior está la Plaza de Toros; el trazado de sus calles y su orografía es similar al ya visto en Jerez y parecido al próximo pueblo donde pararía; hay que recordar o decir que estos pueblos que estoy visitando también forman parte de una ruta llamada "de los pueblos blancos". En Fregenal no solo destaca su patrimonio religioso (como el retablo de la Iglesia de Santa Ana), sino que también lo hace el civil con sus casas solariegas, aparte de lo dicho sobre su castillo. De todo esto puede deducirse el gran  pasado histórico de esta población. Cercana a Fregenal estaba otro destino de la ruta de hoy: la Villa Romana de Nertóbriga, en medio del campo; pero, otra vez lamentablemente, tal Villa está en fase de excavación y por  ello tardará aún mucho en poder ser visitada. Esta información aparece en la web del municipio, pero no la vi.


De nuevo en la carretera voy a la cercana localidad de Cabeza La Vaca para ver su Plaza de Toros del siglo XVIII. Hecha por suscripción popular es de ladrillo encalado y sin más huecos que sus puertas de accesos; tiene los graderíos de barro y pizarra y está embutida entre otras construcciones. Se puede visitar sin más requisitos que contactar con la Oficina de Turismo que está a pocos metros de la entrada principal, junto a la entrada de "Sol". Un lugar original, sin duda.



Seguimos entre dehesas (se está recorriendo la comarca llamada Dehesas de Jerez y Sierra Suroeste) en dirección a Monesterio. A un lado dejo el afamado Monesterio de Tentudia por haber sido visitado en ocasiones anteriores. El objetivo es visitar un lugar declarado BIC por ser de interés etnográfico: el Conjunto de huerta, noria y cocedero de altramuces de la Finca La Cabra. Aunque fue declarado como tal en 2012, me informan en la Oficina de Turismo que aún no se ha hecho ninguna actuación sobre el lugar y, por tanto, no es visitable. Está en una finca privada sin accesos permitidos y, por tanto, renuncio a la visita.


Salgo de Monesterio en dirección Llerena, pero la dejo de lado porque es otro de esos destinos que merecen una visita dedicada. Voy a la cercana población de Casas de Reina para visitar el enclave romano de la ciudad de Regina Turdulorum. Su localización está bien señalada desde el interior del pueblo, pero es mejor acceder desde la carretera EX-200 en un desvío señalizado (es la opción que viene en mi mapa). Se visitan tanto los restos de la ciudad como el Teatro; hay un Centro de Interpretación en el mismo recinto y las instalaciones están en buen estado, excepto los paneles informativos (descoloridos e ilegibles). El Teatro, sin duda, merece una visita pausada, para ello dejo el enlace a su web oficial.

Teatro romano de Regina


Entorno de la Villa Regina Turdulorum



Pista de acceso a los chozos
Desde que salí de Monesterio en direccción Este dejé de ver las encinas, ahora se transita por amplísimos llanos y me dirijo a la población de Llera para ver otro conjunto BIC de interés etnológico: el Conjunto de chozos, zahurdas y cercas de la Finca las Mil y Quinientas. En mi ruta anterior no pude localizarlos, pero tras preguntar a gente del pueblo obtuve su localización precisa. Están en medio del campo y se accede a ellos a través de la pista de tierra que antes referí. Su localización exacta puede verse en el mapa de la ruta. El acceso es a través de una cancela que hay junto al camino, aunque son visibles desde éste. Se andan unos doscientos metros para llegar a ellos aunque también es posible llegar en la propia moto. El entorno es típico del uso ganadero, pudiéndose observar ovejas y cerdos principalmente; es terreno deforestado con algunas manchas adehesadas y los chozos, zahurdas y cercas ponen de manifiesto el ingenio humano para sacar partido a un entorno tan escaso y agreste. Algunos de los chozos están derruidos, pero otros se conservan en buen estado. Tanto los chozos como las cercas están hechas con piedra seca y se aprecian perfectamente los recintos rectangulares para el encerramiento de las ovejas.




 

Con esta visita doy por terminada esta "segunda Ruta BIC". El regreso a casa me proporcionará la visión de otros parajes contrapuestos, regreso a través de la Tierra de Barros, donde los campos de viñedos serán la visión predominante.







Enlaces:






Localización de los BIC (Bienes de Interés Cultural). Los iconos de color blanco son los lugares ya visitados. Pulsando sobre los símbolos puede aparecer más información. (A través del cuadrado que esta arriba a la derecha del mapa, se puede ver éste en grande en otra pestaña).






No hay comentarios:

Publicar un comentario