Bricolaje a bajo coste (II)

En su día hice unas maletas grandes de aluminio y las uso en el par de viajes anuales de larga duración que vengo haciendo. También encargué a un cerrajero los soportes para esas maletas. Pero para las salidas cortas de un día, en la que se incluyen cada vez más pistas, pensé en otra cosa más ligera pero que pudieran resistir cierto traquetreo, evitando con ello el uso del baúl. Tenía por casa una caja de municiones del ejército y ¿por qué no usarlas como maletas? Por interné ví fotos y me gustaron; además, por casualidad, ví en ebay otra exactamente igual a la que tengo así que por 15+10 euros, en casa. Esta mañana me he puesto a instalarlas, aunque solo pude poner una ya que, por error, compré una pieza de la medida inadecuada.Así que vamos con el trabajo.




 En primer lugar, decir que aprovecho el portamaletas casero que me hizo un cerrajero el verano pasado. Es este:

En esta foto puede verse la caja por la cara que va hacia la moto y muestro las medidas y el sistema de anclaje:

Así va sujeta la caja por dentro. Probablemente sea mejor cortar un poco la pletina que sobresale por debajo.

Ya instalada, así se vé por dentro. La capacidad es de 11 litros cada una. La tapa lleva por dentro una tira de goma, lo cual, unido al fortísimo sistema de cierre, la hermeticidad parece estar garantizada. Las cajas son de chapa de acero y pesan en torno a 2 ó 3 kg. cada una.


Finalmente, así queda. Obviamente, la otra llevará el mismo proceso aunque quizás sujete el pernio con tornillos en vez de remaches:

Cajas militares de munición como maletas de moto.




Otra cosa que tenía en mente era mejorar el sistema de anclaje que uso para llevar una pequeña bolsa en las salidas trail, ya que en terrenos en mal estado no es aconsejable usar el baúl.

Más que un brico, esto es para enseñar lo que he hecho por si alguien quiere tomar la idea. Realmente tiene poca complicación:

Con un trozo de cartón se hace una plantilla.
La plantilla se traslada a la chapa. En mi caso utilicé el aluminio sobrante de la construcción de otras  maletas.
Usé dos chapas pegadas y remachadas, por lo tanto tiene 4 mm.
Los cortes se hacen fácilmente con sierra de calar, igual que los taladros.

Y así ha quedado:

Una vista un poco más detallada.  Esos dos tornillos de cabeza hexagonal (los de 7 cm) serán cambiados por otros con una cabeza que no haga tanto resalte.



Este es el sistema para anclarla por debajo. Lleva cuatro tornillos. Los dos delanteros son de 7 cm y les puse unos separadores de 1,7 cm para que apoyen y quede horizontal, ya que el colín está ligeramente inclinado:

La pintura está hecha con spray negro mate de los "chinos", aplicado después de un lijado muy fino.

¿El coste? Como tenía el aluminio, realmente el gasto mayor ha sido el pegamento (Ceys MS-Tech Xpress), poco menos de cuatro euros; dos de los cuatro tornillos son los mismos del anchaje del soporte del baúl; el spray costó 1,80, así que la cosa no ha llegado a 10 euros, sin contar el aluminio.

Pues esto es lo que ha dado de sí el fin de semana: la parrilla portaequipajes y una de las maletas. A falta de ruta, con esto también me he divertido.Recuerda, si te ha gustado compártelo con tus amigos a través de los botones que verás al final de la entrada.

Saludos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario